Están disueltos, pues

El Seguro Integral entre derecho e ilusión

Publicado: 2019-12-11


El 28 de noviembre se publicó el Decreto de Urgencia que expande el Sistema Integral de Salud (SIS) a todos los que no tienen un seguro de salud.

Esta medida en el fondo es coherente con nuestra constitución ya que establece el acceso a la salud como un derecho universal, de tal modo que no es cuestionable en forma.

Sin embargo, hay cosas que sorprenden respecto a este decreto:

En primer lugar, no existe presupuesto adicional para el DU. Es necesario saber que según la estadística del SIS, en el Perú hay 16,587,380 ciudadanos de los más de 32 millones de peruanos que cuentan con este seguro de salud. Esta cifra no para de aumentar ya que mayor número de personas ingresan a este sistema porque no pueden acceder a un trabajo estable que les permita acceder al sistema EsSalud.

En segundo lugar, es necesario saber que el presupuesto 2020 del SIS es de 1,893 millones de soles. Este monto tiene que distribuirse, sin incluir a los del DU, entre los más de 16 millones de asegurados. Sólo como referencia el presupuesto de todo el sector es de 18 mil 495 millones que representa el 2,2% del PBI.

En tercer lugar, la cantidad de afiliados que está previsto incluir la SIS es de alrededor de 4 millones de personas, que son las que actualmente no cuentan con un seguro de salud.

En cuarto lugar, es necesario entender que el DU dice: “Autorícese a la IAFAS – SIS a afiliar independientemente de la clasificación socioeconómica, a toda persona residente en el territorio nacional que no cuente con ningún seguro de salud, …”. Esto quiere decir que nuestros hermanos venezolanos que son residentes (768 mil venezolanos) en el país también estarán incluidos en el SIS.

En quinto lugar, el DU propone la actualización del Plan Esencial de Aseguramiento en Salud – PEAS, que significa que el “menú” o la lista de enfermedades y afectaciones mínimas que los afiliados tendrán derecho será reformulado. Es de esperar que esta reformulación no implique la reducción de esta lista sino su ampliación.

Entonces hagamos un poco de matemática.

Si tenemos 16,587,380 de afiliados actualmente, le agregamos los 4 millones que se afiliaran, más los 768 mil venezolanos que tienen residencia, tenemos 21,355,380 potenciales afiliados.

Si dividimos el presupuesto total para el SIS entre el número de afiliados calculado para el 2020, tenemos que sólo tendremos 88 soles para invertir en salud por cada persona afiliada al SIS el 2020.

Por lo tanto, tenemos que el SIS es el sistema de aseguramiento más precario que puede existir en el planeta, ya que según la OMS se necesita un promedio de 13000 soles por persona para que un seguro de este tipo funcione. Es urgente entonces, forzar un presupuesto para que este sistema no se caiga, porque como lo señala el doctor Huerta en uno de sus tantos artículos médicos. “…Cada año, entre el 10% al 15% del total de las muertes en el planeta son causadas por la mala calidad de los servicios de salud. Dicho porcentaje quiere decir que entre 5.7 a 8.4 millones de personas mueren por los servicios integrales de salud de mala calidad, una cantidad de personas mayor a la población que muere por VIH, por malaria y por tuberculosis combinados…”

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA QUE EL DU SEA COMPLETO?

Como no hay que ser pesimistas, lo correcto sería triplicar el presupuesto asignado al SIS, para ello es necesario tomar medidas como: eliminar los pagos a seguros privados de altos funcionarios, reducir los costos en personal innecesario en ministerios y el Congreso para destinarlo al presupuesto del MINSA, reducir el alquiler de locales para embajadas y consulados, eliminar y derivar al MINSA los 16 mil millones de soles que se pierden por exoneraciones, etc.


Escrito por

Alejandra Martinez

Periodista egresada de la PUCP con experiencia en periodismo digital en temas de política y economía


Publicado en